Ciclo de compra

El ciclo de compra es el proceso por el que pasas tú, tu vecina y cualquier persona que es consumidora potencial de un producto o servicio, antes de decidirse a hacer una conversión final. 

Lo has visto representado muchas veces como un embudo: en la parte de arriba, que es la más ancha, están todos los consumidores potenciales; en la de abajo, la más estrecha, aquellos que finalmente acaban adquiriendo el producto o servicio. Seguro que te suena lo del embudo de conversión, ¿verdad?

En un ideal, este embudo debería tener una forma más bien cilíndrica: es decir, que todos los consumidores potenciales acabaran comprando. Por descontado, estamos hablando de una situación utópica, pero eso no quita que tengas que currártelo (mucho) con una buena estrategia de lead nurturing y obtengas buenos resultados, pues optimizar tus contenidos para cada una de las fases del ciclo de compra es el secreto para incrementar tus conversiones.