Dark social

¿Qué (leches) es el dark social y por qué lo llamamos así?

Se usa la palabra dark para relacionarla con algo invisible, más que con la traducción literal del inglés al español que significaría: oscuro, es decir aquello que no podemos ver. El dark social son las visitas o el tráfico social a nuestra web que no sabemos de dónde provienen, es decir, aquella información de la cual perdemos el control: tráfico desconocido para su análisis.

¿Por qué ocurre esto? Existe un porcentaje de información relacionada con ello que no podamos controlar y se puede convertir en un verdadero quebradero de cabeza. Nuestros usuarios comparten contenido haciendo uso de su dirección correo electrónico, mediante chats (WhatsApp), con sus aplicaciones móviles, a través de mensajería, etcétera, etcétera. La pregunta entonces sería: ¿podemos controlar todo eso que las estadísticas no nos muestran? Es difícil, pero seamos positivos, ¿vale?

Por qué me gusta el dark social

No saberlo todo de nuestros usuarios hace que sigamos interesados en conocer más en relación con ellos, en cómo lo hacen para llegar a tu web, al blog, en cómo usan las redes sociales y, en esencia, en cómo se comparte el contenido. Conocer a nuestros usuarios es la base de una estrategia de inbound marketing de éxito. OK: no lo podemos saber todo: intentemos saber el máximo posible entonces.

No deja de ser interesante también comprender que, por mucho que haya avanzado la tecnología, ninguna estrategia de medición es exacta todavía. Analytics, por ejemplo, nos muestra información relacionada con distintos tipos de tráfico (orgánico, directo, redes sociales, pago…), pero requiere de cierta flexibilidad al conocer a nuestros usuarios y al tener en cuenta las estadísticas.

Sobreponiéndonos al dark social

Comparto algunas ideas que pueden facilitar un poco la vida a las marcas:

Enviar correos electrónicos a los usuarios y leads

El medio más usado para compartir contenido sigue siendo el mail. Porque además no todo el mundo usa las redes sociales ni todo el mundo usa las mismas redes sociales. El tráfico social no es únicamente el que se mueve en las redes sociales, hay vida más allá de Facebook, Twitter o LinkedIn. Las RRSS son imprescindibles, centrarse solo en RRSS es un error.

No es para tanto, en serio

Es cierto que el dark social en webs generalistas puede alcanzar el 40 o 50 % del total, pero, aunque pueda sonar muy negativo, solo es un factor más que demuestra que todavía es difícil una medición total por medios tradicionales. Como ejemplo de ello, Google Analytics muestra el dark social como tráfico directo muchas veces (es decir, como si el usuario hubiera escrito la dirección web en el navegador), pero no suele ser así.

La analítica web no es una ciencia exacta

Lo que significa dos cosas: por un lado, toca ser exhaustivos en nuestra estrategia y acciones de inbound marketing; por el otro, conocer y acercarnos al usuario seguirá siendo una parte imprescindible de nuestra labor, puesto que es el mejor modo de seguir creciendo y marcando acciones que han funcionado en el pasado: este es el gran qué; todo lo que podamos descubrir de ese tráfico (por otros medios) será información valiosa a tener en cuenta.


©Imagen destacada: Gustavo Viselner. Me ha pegado esta: muy «dark», ¿no?