MOFU

MOFU proviene del inglés middle of the funnel y se corresponde con la parte intermedia del embudo de conversión, o sea, la segunda de las tres etapas que lo forman. 

Cuando llegan a esta etapa del embudo, los usuarios ya han descubierto cuál es su necesidad y están dispuestos a dar algo a cambio de ayuda. ¡Pero todavía no es el momento de lanzar una oferta, por muy suculenta que sea! Ten un poco de paciencia, ¿vale?

Los contenidos que funcionan en la fase MOFU son aquellos que hacen que el usuario empiece a valorarte como una posible solución a su problema porque te posicionan como un experto en la materia. Un ejemplo clarísimo son las guías: “Cómo solucionar XXX”, “La guía definitiva para…” y similares. Para que estos contenidos sean realmente útiles, es importantísimo que tu buyer persona esté bien definido para que las necesidades estén bien detectadas y, por lo tanto, que el contenido sea lo bastante valioso para el usuario como para que decida darte la información que quieres (normalmente, una dirección de e-mail o un teléfono).