fbpx

Reutilizar contenidos es imprescindible para tu estrategia digital

Cuando nos lanzamos al mundo digital con nuestra estrategia de inbound marketing bajo el brazo —y, especialmente, cuando llevamos varios meses trabajando en ella—, puede que nos empecemos a quedar sin ideas. Esta es la principal por la que, en el gremio, se suele insistir sobre el plan de contenidos/calendario editorial a varios meses vista. No obstante, incluso en estos casos, puede llegar un momento en el que nos invade la sensación de que nos estamos quedando sin cosas que decir. Quizá no ocurre a los cincuenta posts de blog, ni a los 300 tuits o stories de Instagram, pero ocurre. Si es así como te sientes, ¡no te preocupes en exceso, que todo tiene solución! ¿Te has planteado empezar a reutilizar contenidos para tu estrategia digital?

Y ahora es cuando me dices: «A Google no le gusta eso de repetir contenidos, eso va contra la estrategia SEO y de SMM. Bazinga!»

Relájate, Sheldon Cooper, que nadie está hablando de eso. 😉 Lo que quiero decir es que recojas todos los contenidos publicados (en tu estrategia digital, todo ese contenido debería estar organizado: en el blog, en el content plan, etc.) y les des una nueva vuelta para generar nuevos: contenido más específico, otros formatos, actualizado… A continuación, te dejo algunos pequeños trucos para reutilizar contenido de tu blog, que quizá es lo más común, y de otros medios.

Trucos para reutilizar los contenidos de tu blog

Reutilizar el contenido de un blog es clave para conseguir un mayor alcance: si publicaste una entrada que tuvo mucho éxito, ¿por qué no volver a sacarle partido? Ten presente que en marketing de contenidos no todo es el blog, y hay muchas formas de darle un nuevo uso a tus posts en diferentes formatos.

Si esa entrada fue la caña…

  • Conviértela en una infografía. Reescribir el contenido y destacar aquellos puntos más importantes mediante una infografía es una forma eficaz y rápida de darle una vuelta de tuerca a los contenidos y volverlos más visuales. De esta manera, quien ya leyó la entrada podrá reinterpretarla, y quien no la había leído, la conocerá en un nuevo formato.
  • O transfórmala en una presentación de PowerPoint, Slideshare o en un PDF. Simplificar y esquematizar no tiene por qué ser sinónimo de perder calidad: sácale el jugo al contenido y presenta ese contenido segmentado.
  • ¡O amplíala! Seguro que con el paso del tiempo has aprendido más cosas sobre ese tema, o puedes aportar un nuevo punto de vista, o mejores referencias… ¿Por qué no aprovechar todo ese conocimiento nuevo para aportar más información al lector.

Reutilizar otros tipos de contenidos en tu estrategia digital

A medida que las redes sociales (Facebook, Instagram), las redes de microblogging (Telegra.ph, Medium, Twitter) y los podcasts, por poner tres ejemplos típicos, han ido ampliando los canales desde los que puede llegarnos tráfico en Internet, parece que hemos olvidado algunos buenos recursos, por ejemplo:

eBooks para suscriptores (y otros medios de consumo de información)

Puedes coger todas las entradas sobre un tema concreto y ampliarlas hasta convertirlas en un eBook para suscriptores. Esta es una buena genial de reciclar tus contenidos. Tendrás que reestructurar, segmentar y, probablemente, hacer algunos cambios, pero el formato es perfecto para darle una nueva vida a todas esas entradas que escribiste sobre cocina, fotografía o incluso con tips para el redactor. ¿El único contra? Bueno, el eBook ha sido usado y abusado en exceso para ofrecer mucho contenido de poco valor con el objetivo de obtener nuevos leads y suscriptores. Si crees que un eBook no va a servir a tu propósito, puedes probar a convertir esa información a audio (podcasts) o a vídeo (YouTube, siempre). Recuerda: todo suma.

Recopilación de entradas, linking interno y linkjuice

Hay recopilaciones flojuchas y, luego, están los episodios especiales que hacían de Los Simpson recopilando pequeños fragmentos de otros capítulos, ¿verdad? Vale, no vas a comparar el capítulo en el que Snake va a robar a casa de Homer y empiezan a recordar momentos musicales de la serie a Homer y Ned en Las Vegas, aquel en el que Marge le cortó a Homer el pulgar o el de los canteros, pero también es divertido y entretenido. Además, costó mucho menos hacerlo, porque hicieron un par de minutos de episodio y rellenaron el resto con secuencias de capítulos anteriores. Con el linking interno y el linkjuice ocurre algo similar. Crear, de vez en cuando, nuevas entradas que recopilen contenido de utilidad se enmarcan y adjuntar todos los enlaces que toquen un mismo tema es una excelente manera de ayudar al usuario a encontrar exactamente aquello que busca.

Una buena opción también es no publicar esas entradas en tu blog o website, sino aprovechar Medium o Telegra.ph para hacer entradas de este estilo (aprovechando toda la información de la que ya disponemos) e incluir enlaces de una forma natural. El único contratiempo es que, en tu espacio web, tú controlas el contenido, mientras que en medios externos, nunca sabes cuánto puede durar ese contenido y dependes de la buena salud de las empresas y marcas de terceros, ¿lo pillas? Eso sí, quien quiere enlaces con DA (Domain Authority), que se moje el culo. 😛

Ya lo ves, hay muchas maneras de darle una segunda oportunidad al mismo contenido sin que Google se enfade por ello, sino todo lo contrario. Y también hay muchas maneras de enfocar esta estrategia: puede servirte cuando te quedes sin inspiración o para salir de un apuro, o también puedes plantearlo como un medio más para dar valor añadido al contenido que ofreces a tus usuarios.

No Comments

Post a Comment

Abrir chat
Powered by